domingo, 5 de febrero de 2017

Roca testaruda

Playa, mar, rocas

A veces crear es como el mar,
de una inmensidad inabarcable. 
Otras es como la ola que huye 
para perderse en el anonimato 
infinito de un océano. 
Y siempre es un rumor interno 
que repiquetea en los oídos
sin cansancio.
Cuando el silencio insiste, 
se hace roca testaruda
en la que habitan 
escondidas las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...