miércoles, 3 de mayo de 2017

Sonidos



El viento de Levante despeina el bosque.
Afanosamente componen melodías en cráteres de alquiler.
Del suelo al vuelo.
La soledad en el camino.
Los pasos hallados.
Rumor de mar, cuando es de río. Amapolas que gritan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...