lunes, 20 de marzo de 2017

Burla al sistema

Amanecer.jpg. Oceáno Atlántico, Zahara de los Atunes, Cádiz.
Se asomó sola por la escotilla para ver amanecer y gozar de aquella inmensidad, de los colores perfectos y de una composición única antes sus inquietos ojos. Cuando la derrota la abrazó con fuerzas y presintió que sería difícil desembarazarse de tan incómoda compañera, vendió lo poco de valor que le quedaba poniendo tierra de por medio al anunciado desahucio. Como un antiguo polizón cuyo pasaporte era la urgencia de cambio, se embarcó en aquel velero que lanzaba redes de solidaridad en medio de un mar con mucha hambre de muerte. Tocaba clavar en una infinita nada de olas, nubes y sal una bandera olvidada; la de la libertad. Había logrado burlarse del sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...