martes, 10 de diciembre de 2013

Medallas al Trabajo

Rescatamos un fragmento de un artículo de Antonio Media de Haro, profesor de Lengua y Literatura en el IES Cristóbal de Monroy, el pasado 6 de diciembre hubiera cumplido 77 años. Cuánta verdad en sus palabras. Quienes tuvimos la suerte de disfrutar con sus enseñanzas, no lo olvidamos. Aquí va este homenaje a título póstumo. 

…Vaya por delante una sentencia cargada de perogrullismo: trabajar cuesta trabajo. Ahora bien, yo creo que cualquier trabajo lleva aparejada la vocación -sea en lo que sea- o llamada a la solidaridad, debida a los demás, y la  correspondencia a una sociedad que nos necesita. Mi trabajo, para mi, no tiene mas compensación -aparte de al económica- que la construcción esmerada y cuidadosa del edificio cultural e intelectual de mucha juventud trabajadora y a la vez estudiosa. Si lo hago con esmero siento que estoy haciendo hombres y mujeres mejores. ¿Acaso es poca satisfacción? no quiero más que verme recordado sino porque no pasé estérilmente por los campos del espíritu de tanta gente. No creo que haya que inventarse medallas, porque esto es proponer la recompensa facilona y es como premiar lo que, en definitiva, es una obligación. Siempre nos estamos inventando las formulas para comprar al hombre: medallas, comisiones, primas y todo tipo de chantajesa la voluntad limpia y pura que éste tiene. Yo no quiero más medallas que un... pasó por aquí y prendados los dejó de su hermosura.
De Antonio Medina de Haro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...