miércoles, 8 de febrero de 2017

Puertas de vida

Hay puertas que se cierran y significan alivio, 
están las que se cierran para abrir otras 
y las hay infranqueables al otro lado 
de los sueños. 

Mis puertas esperan, lentamente, 
caer en el sopor del verano
y oyen las risas de los días gastados, 
los olores jóvenes y sienten la elasticidad
de aquella piel hoy tejida.


Hay puertas guardianas 
que no permiten liberar errores viejos, 
puertas obtusas, puertas testarudas 

que atesoran tras de si emociones ausentes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...