martes, 8 de octubre de 2013

Dormida

Mamá no te preocupes, yo callaré a la hermana, ya soy mayor tengo ocho años.
Mamá no te levantes, tengo a la hermana cogida de la mano y ha dejado de llorar, se ha dormido, estará cansada.
Mirando mi vestido veo que se ha manchado, ya me lo lavarás, ¿verdad mamá?.
¿Mamá?, ¿mamá?, ¿también te has dormido?, no te preocupes yo esperaré a que lleguen, no estoy cansada, soy mayor tengo ocho años.

Dedicado a todas las víctimas de catástrofes. 


Un microrrelato de Ismael Antúnez Mellado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Así comenzábamos

Un dragón tras mi ventana

Una vez intenté luchar contra un dragón, este inmenso animal me dio un zarpazo con su cola y quedé herida. En meses me cobijé en el silen...